Banner Diversocracia
> Divertad
> Batideadora
> Ideacción
> Ideateca
> Quién soy
> Home

Breflexión: la profundidad de la palabra divertad

Agosto de 2010


Reconozco que la palabra divertad es un invento mío, que produce en la gente que la oye por primera vez una cierta sensación de ser un poco naif, inocentona, infantil, poco propia de un pensamiento profundo, ligera, etc.

No obstante, cuando pregunto alguien que es lo que cree que significa, si no sabe a quñe me dedico, me suelen decir que tiene que ver con diversidad y libertad; si sabe a qué me dedico, enseguida capta que tiene que ver con diversidad y libertad. El caso es que a nadie le parece una palabra fea ni indicativa de nada malo, sino que siempre lo relaciona con cosas buenas como la diversidad, la libertad y la diversión.

Más allá de la sensación superficial que pueda tener cada uno cuando lee la palabra, lo que esconde este término es una propuesta filosófica innovadora: "Las éticas de la diversidad", de la que soy coautor. A su vez, esa propuesta está basada en un modelo teórico sobre la diversidad funcional (discapacidad), denominado "El modelo de la diversidad", de la que también soy coautor.

La primera propuesta está descrita en un artículo y el modelo en un libro. La carga semántica que esconde la palabra divertad consiste en lo siguiente:

-Divertad: dignidad y libertad en la diversidad

-Dignidad: dar el mismo valor a las vidas de todos los seres humanos y los mismos derechos y oportunidades a todos las personas.

-Diversidad: se refiere a todas las diversidades humanas que han sido y son motivo de discriminación u opresión, por motivo de su diferencia: edad, religión, país de origen, género, orientación sexual, diversidad funcional, etc.

No ha lugar a hacerle una reflexión aquí sobre la libertad, perseguida durante siglos por la humanidad, y a la que todavía aspiramos muchos seres humanos.

Por lo tanto, la palabra divertad es algo más que un término nuevo y superficial, es una propuesta estructurada, es un objetivo a alcanzar para construir una sociedad en la que quepamos todos, incluidas aquellas personas que hoy creen no estar incluidas en ninguno de estos colectivos, pero que si viven lo suficiente, mañana pagarán en propia carne que nuestra sociedad no camine hacia la divertad.



> Más breflexiones